El voluntariado de San Juan de Dios registra un cambio generacional tras la pandemia

Desde septiembre de 2021 hasta ahora se ha registrado un incremento del 30% de personas voluntarias jóvenes entre 20-35 años.

La Orden Hospitalaria cuenta en España con más de 5.000 personas voluntarias al año, de las cuales el 68% son mujeres.

La mayoría del voluntariado de San Juan de Dios colabora en centros hospitalarios y servicios sociales, seguidos del ámbito de la salud mental y la discapacidad.

Esta semana se ha celebrado el I Encuentro de Coordinadores de Voluntariado San Juan de Dios de la Orden Hospitalaria en España en Guadarrama (Madrid), con 85 participantes llegados de todo el territorio, encargados de gestionar la colaboración altruista de más de 5.000 personas al año en sus 80 centros sociales y sanitarios. Una enorme fuerza solidaria cuyo perfil está cambiando a consecuencia de la pandemia de la Covid-19, ya que desde septiembre del pasado año la institución ha registrado un incremento del 30% de personas voluntarias entre 20 y 35 años.

Tal y como explicó Gracia Polo, directora del Departamento de Voluntariado de San Juan de Dios España, hay varios factores que explican esta tendencia: “Por un lado, muchas personas mayores con una larga trayectoria en nuestro voluntariado se desvincularon tras las medidas que conllevó la pandemia; por otro, tras un contexto de crisis suele haber un incremento de la solidaridad; y por último, cuando hemos retomado las campañas de sensibilización de San Juan de Dios en escuelas y universidades se ha producido un aumento de la incorporación del voluntariado joven a los programas que realiza la Orden Hospitalaria a favor de personas enfermas y vulnerables”.

Según los últimos datos, el 24% de las personas voluntarias de San Juan de Dios desarrolla su labor en centros hospitalarios, el 16% en servicios sociales, el 10% en el ámbito de la salud mental y el 9% en el de discapacidad, repartiéndose el resto en otros ámbitos como mayores, obra social, cooperación o sensibilización. Un panorama que se encuentra en proceso de cambio, ya que “hemos tenido que aprender a releer la Hospitalidad desde los nuevos parámetros que nos ha marcado la situación de pandemia, y aún hay centros que están terminando de reincorporar los equipos de voluntariado”, afirmó Gracia Polo.

Entre los retos de futuro, tal y como se desprende del trabajo realizado en el encuentro, se hace necesario dar respuesta a los diferentes perfiles de las personas voluntarias, entre ellos estas personas jóvenes, teniendo en cuenta la diversidad de motivaciones, posibilidades, recursos y aportaciones solidarias plurales que se ofrecen en el momento actual. 

Además, debido a las consecuencias del coronavirus y otras circunstancias, con el objetivo de dar respuesta a nuevas necesidades sociales, desde San Juan de Dios se ha incrementado la presencia del voluntariado en programas destinados a las personas en situación de soledad y final de vida, menores en situación de exclusión, en el ámbito domiciliario, personas tuteladas y personas refugiadas.

En su intervención, el Hno. Moisés Martín Boscá, director del Área de Solidaridad de San Juan de Dios, resaltó la importancia del trabajo de coordinación del voluntariado, ya que “con lo que hacemos también transmitimos nuestros valores, y nosotros tenemos a un gran maestro que es San Juan de Dios, que se conmovía con la realidad, se implicaba e intervenía, y además implicaba a otros”.

Para la Orden Hospitalaria, este I Encuentro de Coordinadores de Voluntariado San Juan de Dios de España que se ha celebrado del 30 de mayo al 1 de junio ha sido crucial, ya que ha permitido cumplir tres objetivos: proyectar la misión del voluntariado en los centros de la Orden y en la sociedad de cara al futuro, compartir sinergias desde una perspectiva global, y destacar la importancia del autocuidado de los coordinadores/as, desde la gestión responsable de personas.


La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una institución sin ánimo de lucro y de carácter internacional con la misión de curar y cuidar a las personas más desfavorecidas, situándolas en el centro y atendiendo su dimensión física, psicológica, social y espiritual.

Con casi 500 años de experiencia en el cuidado y protección de las personas enfermas y en exclusión social, la Orden Hospitalaria continúa su compromiso sanitario, sociosanitario y social inspirándose en los mismos valores que llevaron a su Fundador, San Juan de Dios, a revolucionar la atención hacia las personas que más lo necesitaban, dignificando al ser humano sea cual sea su condición.

El concepto de Hospitalidad de San Juan de Dios ha traspasado todas las fronteras. En nuestro país, la Provincia San Juan de Dios de España cuenta con una red de 80 centros sanitarios, sociales, sociosanitarios, docentes y de investigación que atienden a casi un millón novecientas mil de personas anualmente. 

Está integrada por 180 Hermanos, 15.000 profesionales, más de 5.000 voluntarios y numerosos donantes y bienhechores.

La presencia y actividad internacional de San Juan de Dios se lleva a cabo en los cinco continentes a través de 405 centros en los que se ofrecen más de 37.700 camas o plazas. Para ello, son 65.000 profesionales los que prestan más de 35 millones de atenciones cada año. Además, cuenta con 1.020 Hermanos y más de 25.300 voluntarios/as.